sábado, 31 de diciembre de 2011

PARA EL 2012

Que se cumplan esos sueños por los que luchan día a día y sus kilómetros se vuelvan felicidad!!!





Que la barca no sosobre, y llegue en paz...

jueves, 29 de diciembre de 2011

CARTA

 Hoy al escribir un correo recordé una frase de este poema, pero es tan bello que no quise dejar de compartirlo. Del mexicano Juan de Dios Peza

                                  CARTA

Con letras ya borradas por los años,
en un papel que el tiempo ha carcomido,
símbolo de pasados desengaños,
guardo una carta que selló el olvido.
La escribió una mujer joven y bella.
¿Descubriré su nombre? ¡ No, no quiero!
pues siempre he sido, por mi buena estrella,
para todas las damas caballero.
¿Qué ser alguna vez no esperó en vano
algo que, si se frustra, mortifica?
Misterios que al papel lleva la mano,
El tiempo los descubre y los publica,
Aquellos que juzgáronme felices
en amores; que halagan mi amor propio,
aprendan de memoria lo que dice
la triste historia que a la letra copio:
“Dicen que las mujeres sólo lloran
cuando quieren fingir hondos pesares,
los que tan falsa máxima atesoran,
muy torpes deben ser o muy vulgares.
Si cayera mi llanto hasta las hojas
donde temblando está la mano mía,
para poder decirte mis congojas,
con lágrimas mi carta escribiría.
Mas si el llanto es tan claro que no pinta,
y hay que usar de otra tinta más obscura,
la negra escogeré, porque es la tinta
donde más se refleja mi amargura.
Aunque no soy para soñar esquiva
sé que para soñar nací despierta.
Me he sentido morir, y aún estoy viva;
Tengo ansias de vivir, y ya estoy muerta.
Me acosan del dolor fieros vestigios.
¡Qué amargas son las lágrimas primeras!
Pesan sobre mi vida veinte siglos,
y  apenas cumplo veinte primaveras.
En esta horrible lucha en que batallo,
aun cuando débil tu consuelo imploro,
quiero decir que lloro y me lo callo,
y más risueña estoy cuando más lloro.
¿Por qué te conocí? Cuando temblando
de pasión, sólo entonces no mentida,
me llegaste a decir: ¡ te estoy amando
con un amor que es vida de mi vida!
¿Qué te respondí yo? Bajé la frente;
triste y convulsa, te estreché la mano,
porque un amor que nace tan vehemente,
es natural que muera muy temprano.
Tus versos para mí conmovedores
los juzgué flores puras y divinas,
olvidando, insensata, que las flores
todo lo pierden, menos las espinas.
Yo, que como mujer, soy vanidosa,
me vi feliz creyéndome adorada,
sin ver que la ilusión es una rosa
que vive solamente una alborada.
¡Cuántos de los crepúsculos que admiras,
pasamos entre dulces vaguedades,
las verdades juzgándolas mentiras,
las mentiras creyéndolas verdades!
Me hablabas de tu amor, y absorta y loca,
me imaginaba estar dentro de un cielo,
y al contemplar tus ojos y tu boca
tu misma sombra me causaba celo.
Al verme embelesada al escucharte,
clamaste,-aprovechando mi embeleso-,
“Déjame arrodillar para adorarte”,
y al verte de rodillas te di un beso.
Te besé con arrojo, no se asombre
un alma escrupulosa o timorata:
la insensatez no es culpa. Besé a un hombre,
porque toda pasión es insensata.
Debo aquí confesar que un beso ardiente,
aunque robe la dicha y el sosiego,
es el placer más grande que se siente
cuando se tiene un corazón de fuego.
Cuando toqué tus labios fue preciso
soñar que aquel placer se hiciera eterno.
Mujeres: es el beso un paraíso
por donde entramos muchas al infierno.
Después de aquella vez, en otras muchas,
apasionado tú, yo enternecida,
quedaste vencedor en esas luchas
tan dulces en la aurora de la vida.
¡Cuántas promesas, cuántos devaneos!
El grande amor con el desdén se paga;
toda llama que avivan los deseos,
pronto encuentra la nieve que la apaga.
Te quisiera culpar y no me atrevo;
es, después de gozar, justo el hastío;
yo, que soy un cadáver que me muevo,
del amor de mi madre desconfío.
Me engañaste, y no te hago ni un reproche,
era tu voluntad y fue mi anhelo;
reza, dice mi madre, en cada noche;
y tengo miedo de invocar al cielo.
Pronto voy a morir; esa es mi suerte.
¿Quién se opone a las leyes del destino?
Aunque es camino obscuro el de la muerte,
¿quién no llega a cruzar, ese camino?
En él te encontraré; todo derrumba
el tiempo, y tú caerás bajo su peso:
tengo que devolverte en ultratumba
todo el mal que me diste con tu beso.
¿Mañana he de vivir en tu memoria?
En aquella región quizá sombría
mostrar a Dios podremos nuestra historia.
Adiós... Adiós... hasta el terrible día.
Leí estas líneas y en eterna ausencia
esa cita fatal vivo esperando...
Y sintiendo la noche en mi conciencia,
guardé la carta y me quedé llorando.










domingo, 25 de diciembre de 2011

EL XINANTÉCATL

Hoy subí corriendo al volcán  Xinantécatl, mejor conocido en mi país como "El nevado de Toluca". A mí me gusta más el nombre nahuatl (Xinantécatl) que significa hombre desnudo... digo, suena más interesante decir que se subió un hombre desnudo, que un nevado jeje ;)



El caso es que fueron 18km de subida, lo cual no es gran cosa hasta que se menciona que la cima está a 4558 msnm, y allí se convierte la carrera en locura.

   Imaginarán que estoy muerta, y definitivamente no pienso correr hasta el año próximo (o la sansil, que es el 31 de dic). Mientras tanto veré pelis hasta que el cerebro salga por las orejas.

   Espero su navidad haya sido igualmente disfrutable



martes, 20 de diciembre de 2011

DE CHILE

Me ha sucedido algo maravilloso: recibí un correo de alguien que a la distancia sigue el rodar de este blog, si esto ya es conmovedor, imagínense lo que sentí cuando supe que era chileno... sabrán que Chile... Chile es mi luz en el camino: he vivido desde siempre acompañada de sus sufrimientos, sus glorias, sus bellezas. De Chile son entrañables amigos y algún amor de esos que es imposible olvidar. Chilenos son también muchos de los seres humanos que admiro, podría decirse que hablar de Chile es hablar de mi corazón, y desde mi corazón César me ha dejado saber que lee estas locuras.  Gracias César por tu compañía.

  Les comparto uno de mis poemas favoritos, de una de mis poetisas favoritas, quien por cierto fue chilena:

                            Ausencia

       Se va de ti mi cuerpo gota a gota.
Se va mi cara en un óleo sordo;
se van mis manos en azogue suelto;
se van mis pies en dos tiempos de polvo.

¡Se te va todo, se nos va todo!
Se va mi voz, que te hacía campana
cerrada a cuanto no somos nosotros.

Se van mis gestos, que se devanaban,
en lanzaderas, delante tus ojos.

Y se te va la mirada que entrega,
cuando te mira, el enebro y el olmo.

Me voy de ti con tus mismos alientos:
como humedad de tu cuerpo evaporo.

Me voy de ti con vigilia y con sueño,
y en tu recuerdo más fiel ya me borro.

Y en tu memoria me vuelvo como esos
que no nacieron ni en llanos ni en sotos.

Sangre sería y me fuese en las palmas
de tu labor y en tu boca de mosto.

Tu entraña fuese y sería quemada
en marchas tuyas que nunca más oigo,
¡y en tu pasión que retumba en la noche,
como demencia de mares solos!

¡Se nos va todo, se nos va todo!



                              Gabriela Mistral







  


UN BÚHO

Hace unas semanas recibí de mi amiga Loles este hermosísimo búho, esto como parte del intercambio de telitas del grupo de las arañitas




Junto con este simpático señor venían estos regalitos que me han enloquecido... lindos, verdad?


Gracias, Loles por la telita, los regalitos, tu gentileza y tu cariño.

sábado, 17 de diciembre de 2011

LAS ÚLTIMAS CARRERAS

Hace tiempo que no escribo por acá, pasan muchas cosas en unos cuantos días. Hoy regreso a platicarles de mis últimas carreras. La primera fue la CARRERA NOCTURNA DE EMOCIÓN DEPORTIVA, 10km en la Ciudad Universitaria de la UNAM, aún no estaba totalmente recuperada de la lesión... les conté que me lesioné el pie previamente a una carrera? Pues sí, ahora fue un esguince plantar que afortunadamente ya es historia, pero me causó muchos sinsabores... regreso a la carrera: fueron 10km, muy fríos, con luna llena, temblor y todo... pensaba hacer 50 min, pero noooooooo, hice 49:30, qué tal? Aquí una foto de mi arribo a la meta:
La otra carrera recién fue, en la mañana. Estaba muy emocionada porque el premio era UN PAVO, esta carrera se llama LA CARRERA DEL PAVO, y hay que ir por entre la montaña 5km... pues bien, yo me perdí y terminé corriendo un poquito más de 13km, eso sí en 56 min (conforme con el tiempo), como todo mundo se perdió, alcancé premio siiiiiii... un pavo? NOOOOOOOOOOOO, en vez de eso me dieron una botella de vino blanco :) y... una plancha!!! :S Horror!!!! Una plancha!!! tanto esfuerzo para eso!!! jajajaja... Lo importante es que me divertí mucho y veo que recuperé mi condición.Ahora a disfrutar del vino... la plancha veré si se la endoso a alguien para navidad.

martes, 6 de diciembre de 2011