martes, 23 de marzo de 2010

DESPUÉS DE LA MONTAÑA...

El viernes fui a correr así sin muchas ganas, pero hay que mover el esqueleto aunque sea un poco. En viveros me encontré a Mario quien muy amablemente me invitó (por n-ésima) vez a correr 20km en la montaña, como el dolor repartido se siente menos quedamos de invitar a Jorge, y el pobre iluso accedió, así pues el domingo a eso de las 8:30 de la mañana estábamos en La Pila: Jesús, Miguel, Mario, su esposa, Jorge y yo. Y salvo la esposa de Mario que no es corredora pero es nuestro gran apoyo moral, todos temblábamos de frío en ropa de correr y nos fuimos cuesta arriba los primeros 10km, fuimos a paso muy lento, y cubrimos la distancia en algo así como 58 min :D Mario dice que hicimos menos tiempo que los kenianos que allí entrenan, solo que ellos hacen algo así como una hora en la ida y vuelta jajaja. El regreso fue doloroso para mí, con la rodilla sin su fortaleza natural apareció el dolor y tuve que bajar el paso de por sí lento, pero finalmente llegamos a la parte baja de la montaña, en total hicimos (Jesús y yo) un poco más de 2 horas en 20km. La próxima vez seguramente haremos menos tiempo, esta vez solo fue para conocer el camino... solo para darles una idea de lo difícil que es correr allí, estabamos a una altura aproximada de 3, 937 metros sobre el nivel del mar. ¿Qué tal?

Mención aparte merece Jorge, quien nunca había corrido más de 10km en lo plano, y corrió los 20km en montaña, ya está listo para las 10 millas del 11 de abril :D

Ayer solo troté 8km por la noche, pero hoy toca fondeo y es cuando veremos los beneficios de la montaña :D

1 comentario:

Ysabel dijo...

mujer q valiente eres, te admiro! milagro q no te dio vertigo con tanta altura, bechito.