domingo, 23 de agosto de 2009

UNA MENOS

Las carreras además de todo, son una excelente oportunidad para encontrar a los amigos. Yo tengo varios que solo los veo "en los pits", así que es un motivo más para llegar temprano y para correr con gusto.
Esta vez me dió muchísimo gusto encontrar a Fernando, a él no lo veía desde el 31 de diciembre, en la carrera de San Silvestre, está entrenando durísimo para la maratón y hoy hizo un tiempazo de 1:41... nada mal para alguien de 76, verdad?



De la carrera puedo decir: la ruta muy aburrida, vueltas y vueltas en Polanco... no se por que si vamos a dar vueltas no lo hacemos en Chapultepec que es precioso!!! Por el bosque de Chapultepec solo corrimos algo así como 3km, y todo lo demás fue aburridísimo. Hubo muchos puestos de hidratación, lo cual se agradece, sobre todo al restaurante Boca del Río que nos obsequió cerveza por allí del kilómetro 15!!! y no tanto por la cerveza, pero por la gentileza.
Cuando iba en el kilómetro 6 me alcanzó Antonio, apostamos los cafés de la semana y me dejó, pensé que me haría polvo, pero solo se adelantó un kilómetro. En la foto su llegada a la meta.



En el kilómetro 7, dentro del bosque, un ciclista que iba tomando fotos de un runner, me atropelló... a mí y a otro runner. A mí me lastimó seriamente el tobillo izquierdo, al otro pobre de plano lo sacó de la carrera... los organizadores tristemente lo dejaron continuar en su bicicleta molestando a los corredores. Después del accidente no tuve más remedio que bajar el ritmo, así que los 10km los hice en algo así como 50 min... pero conseguí mantener una rapidez constante que permitiera anular el dolor (poderosa la mente, eh?... y el entrenamiento por supuesto)

Casi todos los días corro con Antonio, y cuando no, con Rodrigo. Él corrió su primera media, y aunque es veloz, le costó mucho completar los 21 km, pero está muy contento con la experiencia.



Aunque perdí varios minutos y bajé la rapidez, cuando me di cuenta ya había pasado el kilómetro 19, justo al llegar al 20, vi que Antonio iba llegando a la meta, y pensé en la semana de burla que me espera, pero cuando se está a un paso de la meta cualquier otra cosa deja de importar, así que seguí tranquila y por fin llegué a la meta... justo en ese instante sentí de golpe todo el dolor y tuve que ir a servicios médicos (en la foto justo el instante donde me llegó la corriente de dolor, que oportuna la cámara!), afortunadamente no es nada grave y en unos días estaré corriendo otra vez, que me falta la carrera/caminata de las mujeres (pienso caminarla si voy muy lastimada), el tune up.... y claaaro: LA MARATÓN!!!




Una cosa más: AMO mis pegasus 26 (nike)!!! Pero que buenos zapatos... se los recomiendo a los pronadores, son geniales!!!

2 comentarios:

Andrea dijo...

Felicitacionesa amiga!!! calculo que lo importante aparte de super los tiempos es llegar no??, y que irresponsabilidad de los organizadores dejar a ese "loco" de la bicicleta, la verdad increíble.
Te mando un beso grande, y espero que no duela mucho!!!!
Andrea

Paco Montoro dijo...

Mis felicitaciones por tu media. Por cierto, ¿en que estación del año estáis? Aquí es pleno verano.
Lastima lo del ciclista, grave error el de la organización y el suyo propio.
Desconocía lo de las Pegasus para pronadores, a ver si las encuentro.

Besos