miércoles, 17 de junio de 2009

LA TAZA ROTA

Después de tomar el té, mientras que un estudiante de zen lavaba su taza y la de su maestro, la taza del maestro se le resbaló de entre las manos, cayó al suelo y se rompió. El estudiante se quedó muy preocupado y se lo comunicó a sus compañeros, que lejos de quitarle importancia al asunto, lo asustaron más diciéndole:

"La taza que has roto, era reverenciada por el maestro. Era muy antigua y de gran valor"

El estudiante no sabía cómo contárselo a su maestro sin ser castigado, por lo que se le ocurrió dirigirse a su maestro y decirle lo siguiente:

"Maestro, ¿por qué hay que morir?"

A lo que el maestro le respondió:

"Es lo natural, después de la vida, viene la muerte"

Entonces el discípulo repuso:

"Pero Maestro, ¿no puede algo durar eternamente?"

A lo que el maestro dijo de nuevo:

"Todo tiene su ciclo, las cosas empiezan y luego acaban. Todo lo que nace muere"

En ese momento el discípulo sacó los trozos de la taza rota y se la mostró al maestro diciéndole:

"Maestro, a la taza, le había llegado su tiempo"

No hay comentarios: