viernes, 8 de mayo de 2009

CORRIENDO POR OBJETIVOS

Esta mañana tuve el privilegio de correr con un viejo amigo, entre kilómetro y kilómetro me cuenta que su pequeño hijo de cuatro años ya corre un kilómetro, y le gusta mucho. A diferencia de la mayoría de nosotros que corremos para lograr más kilómetros en menos tiempo, el chiquitín corre por un objetivo más realista: a 500m de su casa hay un estanque con patos y a él le gusta ir a verlos. Supongo que sus carreras son más felices que la de muchos que tienen corriendo diez veces lo que él tiene de vida.

5 comentarios:

Paco Montoro dijo...

Yaniré, si te fijas, cuando somos niños siempre estamos corriendo. En el recreo, a por los mandados de la mamá, etc...en cuanto crecemos nos volvemos mas pasivos y no corren (porque nosotros corremos) ni para coger el bus. Que cosa mas saludable es el correr!!, cada vez somos mas y eso es bueno.
Besos

Marina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Marimar dijo...

pase ha saludarte y ha darte las gracias por tu visita, me he reido mucho con la entrada anterior y esta es muy verdad, cuidate
un beso
Marimar

Bk dijo...

Ay que padre, y lo que dice Paco es cierto, eso pensaba yo el otro día como cuando niños corremos y corremos como locos jajaja y de grandes perdemos ese gusto por sentir nuestro cuerpo moverse, saber que somos salud, por que de niño no te andas preocupando que si la rodilla que si la zancada, nadaaaa solo lo disfrutas, y yo cada vez lo disfruto más!!

MASTER OF DARK dijo...

Gracias a todos por sus comentarios :D
Cuando leí el comentario de Paco pensé que yo de niña jamás corrí, y no es tan raro, ya saben que soy una mujer fatal (fatal pa' todo), pues bien, no me hice, así nací :DDD El caso es que cosas tan simples como caminar (ya no digamos correr) y cualquier otra actividad que requiriera coordinación motriz siempre fueron muy difíciles para mí. Afortunadamente ya no :D... bueno, todavía no puedo recortar por la línea punteada jejeje