miércoles, 15 de octubre de 2008

UN REGALO


Hoy recibí un excelente regalo de parte de Tomás, se trata del libro POEMAS Y LIRAS del gran Nezahualcóyotl, les comparto uno de sus profundos poemas, va en castellano que en náhuatl aunque muy elegante, pocos lo entederán.

Toda la tierra es una sepultura y nada escapa de ella, nada es tan perfecto que no descienda a su tumba. Ríos, riachuelos, fuentes y flujos de agua, pero nunca regresan a su alegre comienzo; ansiosamente aceleran en el vasto reino de la lluvia de dios.

Según amplían sus bancos, también forman la urna de arena de su entierro.

Llenados son los intestinos de la tierra con polvo pestilente una vez carne y hueso, una vez cuerpo animado de hombre quien se sentó en tronos, decidió casos, presidió en consejos, comandó armadas, conquistó provincias, poseyó tesoros, destruyó templos, se regocijó en su orgullo, majestad, fortuna, alabanza y poder. Las glorias han desaparecido, justo como el miedoso humo desvanece ese eructo de los fuegos infernales del Popocatépetl.

Nada los recuerda sino las hojas escritas.

Nezahualcóyotl

No hay comentarios: