miércoles, 20 de agosto de 2008

MARIPOSA I

Muero lenta, inexorablemente
embarrando diminutos trocitos de mí en las paredes
¿brillarán más tiempo que mis ojos?

… caeré rápido, inevitablemente
en esa atractiva oscuridad… Qué hay más allá?
Tendida en el borde, sintiendo el vértigo
te espero tranquila, silenciosamente
¿caerás?

Si salvas el hoyo (esta vez)
y te sientas junto a mí,
quizá veamos mudos, interminablemente noches llorosas
e infinitas puestas de sol… solos, eternamente

No hay comentarios: