jueves, 28 de agosto de 2008

El mudo y el papagayo

... Otra historia Zen.

Un novicio preguntó a Zu Shou: Digamos que un individuo se ilumina pero no consigue expresarse con palabras, ¿con qué puede ser comparado?
-Con un mudo que prueba la miel.
-Digamos que un individuo todavía no ha alcanzado la Iluminación, sin embargo se expresa (al respecto) con palabras floreadas, ¿con qué puede ser comparado?
-Con un papagayo parlanchín

1 comentario:

M@ri4 dijo...

Me entusiasman estos cuentos por la capacidad que me dan para reflexionar sobre cosas que a veces, se pasan por encima, sin darles demasiada atención.